divendres, 7 de març de 2014

Una nova aventura de la Kidi/ Una nueva aventura de Kidi

La Fada dels jocs
-On anem Kidi?-
-Ja ho veuràs, paciència.-
-Però, no em pots donar un pista?- insistí la Kira.
-Va, camina que aviat arribarem...-
Va estar uns minuts callada, però al cap d'una estona ja no podia aguantar més i va tornar a preguntar:
-Falta molt per arribar?-
-Veus aquesta muntanya que tenim al davant? Doncs està al darrere, ja queda poc.-
-I què hi ha al darrere? Perquè a mi em sembla que està molt lluny i si no m'expliques que hi anem a fer no penso venir.- digué enfadada.
-Ja veuràs com t'agradarà... anem a veure un arbre mil·lenari.-
-Buah, un arbre vell, i quina gràcia té anar a veure'l?-
-Si t'ho explico perd tota la gràcia i ja no hi haurà sorpresa.-
-Sorpresa? Hi ha una sorpresa? -
-Si .- Vaig finalitzar.
Encara vam trigar en arribar-hi però quan la Kira va veure l'arbre es va quedar sense paraules, cosa estranya en ella. Aquell arbre tenia una porta en el seu tronc i de cada branca, no en sortien fulles si no joguines: una pilota, un patinet, una corda, una nina, etc.
-Quin arbre més “xulo”!- digué finalment la Kira. -Qui hi viurà?-
És l'arbre de la Fada dels jocs, feia molt de temps que volia venir a veure-la i he aprofitat que estàvem a prop per venir.
-O sigui que tu ja ho sabies que hi trobaríem tot això penjat de l'arbre?-
-No ben bé, m'havien dit que vivia a dins d'un arbre però no me l'imaginava així...-
En sentir veus, la Fada va sortir a rebre'ns. Portava un vestit fet de retalls de colors, el cabell lligat amb dues cues i la seva vareta era una flauta.
-Benvingudes a la meva màgica casa. A què voleu jugar?-
-Uf, ara m'agafes desprevinguda... no ho sé...- vaig dir-li.
-Molt bé!- digué, va fer tres xiulades amb la flauta i va dir:
-De la bitlla número 1 fins la bitlla número 9, baixeu de l'arbre corrent, que la bola ve rient.-
Una a una les bitlles van anar baixant i es van col·locar ben dretes esperant que comencés el joc. La bola va baixar rodolant i es va parar just al costat de la Kira.
-Kira agafa-la i tira-la amb totes les teves forces cap a les bitlles, a veure quantes en fas caure.- digué la Fada.
-Que divertit!-
Però aquelles bitlles eren molt múrries i es movien cada cop que tiràvem la bola, cosa que complicava força el joc.
La Fada no parava de riure i saltar amunt i avall. La resta de joguines es van començar a despenjar dels arbres i també es van afegir al joc. Tot es movia i hi havia un gran xivarri. Va ser força estrany però molt divertit. Finalment la Kira va aconseguir tirar les nou bitlles i de sobte tot es va calmar. Les bitlles van tornar una a una al seu lloc, seguides de la bola. Tot tornava a estar com al principi. La Fada es va posar seriosa, es va acomiadar de nosaltres i es va tornar a tancar a dins de l'arbre. Semblava talment com si el joc els hi hagués donat la vida i la seva fi, els fes dormir.
-Què t'ha semblat la sorpresa Kira?-
-Ha valgut la pena caminar tant, ha sigut molt divertit!-

El Hada de los juegos
-¿Dónde vamos Kidi ? -
- Ya lo verás , paciencia . -
-¿Pero no me puedes dar un pista? - Insistió Kira .
- Venga, anda que pronto llegaremos ... -
Estuvo unos minutos callada , pero al cabo de un rato ya no podía aguantar más y volvió a preguntar :
-¿Falta mucho para llegar ? -
- ¿Ves esta montaña que tenemos delante ? Pues está detrás , ya queda poco . -
- ¿Y qué hay detrás? Porque a mí me parece que está muy lejos y si no me cuentas que vamos a hacer no pienso venir . - Dijo enfadada .
- Te encantará ... vamos a ver un árbol milenario . -
- Buah , un árbol viejo , ¿y qué gracia tiene ir a verlo ? -
- Si te lo cuento pierde toda la gracia y ya no habrá sorpresa. -
- ¿Sorpresa ? ¿Hay una sorpresa ? -
- Si . - Finalicé.
Todavía tardamos en llegar pero cuando Kira vio el árbol se quedó sin palabras , algo extraño en ella . Aquel árbol tenía una puerta en su tronco y de cada rama , no salían hojas sino juguetes : una pelota, un patinete , una cuerda , una muñeca , etc .
- ¡Qué árbol más " chulo " ! - Dijo finalmente Kira . ¿Quién vivirá aquí ? -
- Es el árbol de la Hada de los juegos , hacía mucho tiempo que quería venir a verla y he aprovechado que estábamos cerca para venir -.
-O sea que tú ya lo sabías que encontraríamos todo esto colgado del árbol ? -
- No exactamente , me habían dicho que vivía dentro de un árbol pero no me lo imaginaba así ... -
Al oír voces , el Hada salió a recibirnos . Llevaba un traje hecho de retales de colores, el pelo atado con dos colas y su varita era una flauta .
- Bienvenidas a mi mágica casa . ¿A qué quiere jugar ? -
- Uf , ahora me coges desprevenida ... no sé ... - le dije .
- ¡Muy bien! - Dijo , hizo tres silbidos con la flauta y dijo :
- Del bolo número 1 hasta el bolo número 9 , bajad del árbol corriendo , que la bola viene riendo .-
Uno a uno los bolos fueron bajando y se colocaron bien tiesos esperando que empezara el juego . La bola bajó rodando y se paró justo al lado de Kira .
- Kira , cógela y tira con todas tus fuerzas hacia los bolos, a ver cuántos tiras. - Dijo el Hada .
- ¡Que divertido ! -
Pero aquellos bolos eran muy pícaros y se movían cada vez que tirábamos la bola , cosa que complicaba bastante el juego .
El Hada no paraba de reír y saltar arriba y abajo . El resto de juguetes se empezaron a descolgar de los árboles y también se añadieron al juego . Todos se movían y había un gran alboroto . Fue bastante extraño pero muy divertido . Finalmente Kira logró tirar los nueve bolos y de repente todo se calmó. Los bolos volvieron uno a uno a su lugar, seguidos de la bola . Todo volvía a estar como al principio. El Hada se quedó seria , se despidió de nosotras y se volvió a meter dentro del árbol . Parecía como si el juego les hubiera dado la vida y su fin , los hiciera dormir .
-¿Qué te ha parecido la sorpresa Kira ? -
- Ha valido la pena caminar tanto.¡ Ha sido muy divertido !-

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada