dimecres, 2 de març de 2011

Les Aventures de la Kidi "Un món de màscares"/ "Un mundo de máscaras"

Amb el mes de Març arriben noves aventures de la Kidi de la revista Kids , en aquesta ocasió la nostra amiga viu el seu particular Carnestoltes.
" Un Món de Màscares"
Travessant el pont de colors vaig arribar a un lloc força curiós. Era un món fantàstic on la música i les rialles se sentien per cada racó. El que primer em va cridar l'atenció va ser que ningú em fes cas. Per bé o per mal, sempre que arribava a un lloc em venien a rebre encuriosits per saber qui era i d'on venia. Però estaven massa enfeinats cantant i ballant.
Vaig caminar força estona entre els habitants, embadalida amb tot el que succeïa al meu voltant. Era més divertit que jugar. Pel meu costat passaven éssers força estranys. Alts, baixos, prims, grassos, tots guarnits amb màscares i plomes de colors diversos. Tirant uns paperets, que mica en mica cobrien el terra. Em vaig endur un bon ensurt quant de sobte es va parar davant meu un dels més alts de tots. Semblava diferent als altres. Portava una màscara amb un nas enorme i un barret vermell acabat amb unes punxes.
-Qui ets tu? No t'havia vist mai per aquí? Treu-te la màscara i ensenya'm la cara-
-Sóc la Kidi, ... no en porto de màscara, la meva cara és així.-
-Queeeeeeè, portes la cara al descobert! Això no pot ser!- va cridar desapareixent del meu davant.
Per què havia reaccionat d'aquella manera?  A on havia anat?
Ben aviat ho vaig descobrir...
-Té, posa't aquesta, et quedarà bé, ja ho veuràs,- digué donant-me una màscara amb orelles de gat i plomes blaves.
Després em va a agafar de la mà i em va portar a saltar i ballar per tots els indrets d'aquell món fantàstic. Passada una estona em va dir:
-Perdona, no m'he presentat, sóc el Rei de les disfresses i la  disbauxa, en aquest món no permetem que entrin en "Penes" ni en "Tristos" i per un moment m'he pensat que eres un d'ells. Hem d'estar molt atents, una vegada van venir i van fer que em posés molt malalt.-
-...I ens va costar molt fer-los fora!- digué un que passava per allà amb una màscara de mono.
- És un dels meus millors amics, des que em van atacar aquells dos, que em vigila molt de prop. -
- Jo em dic Kidi i viatjo per aprendre jocs nous. Que me'n podríeu ensenyar algun?-
Molt animat em va portar fins al centre del poblat i va encarregar a una banda de música que comencés a tocar. Amb una fila vam començar a donar voltes al voltant d'uns seients. Quan els musics van deixar de tocar tots vam seure al primer lloc que vam trobar, tots menys el "Rei" que va quedar eliminat. Així vam anar jugant fins que només quedàvem el de la màscara de mono i jo. Finalment va guanyar ell, jo vaig caure de cul a terra en el meu intent d'asseure'm.
-T'has fet mal?- va dir ajudant-me a aixecar.
-No, no, estic bé, de veritat!- vaig contestar rient.
La festa va continuar força estona. Després els vaig demanar que em fessin una fotografia per enviar als meus amics robots i em vaig acomiadar enlairant-me núvols amunt.
En la meva pròxima aventura us explicaré com vaig aconseguir salvar-me de viure empresonada per sempre més. Us espero!
Il·lustració Cristina de Arcos

Con el mes de Marzo llegan nuevas aventuras de Kidi de la revista Kids en esta ocasión nuestra amiga vive su particular Carnaval.
"Un Mundo de máscaras"
Cruzando el puente de colores llegué a un lugar bastante curioso. Era un mundo fantástico donde la música y las risas se oían por cada rincón. Lo que primero me llamó la atención fue que nadie me hiciera caso. Para bien o para mal, siempre que llegaba a un lugar me venían a recibir curiosos por saber quién era y de dónde venía. Pero estaban demasiado atareados cantando y bailando.
    Caminé un buen rato entre los habitantes, embelesada con todo lo que sucedía a mi alrededor.
Era más divertido que jugar. Por mi lado pasaban seres muy raros. Altos, bajos, delgados, gordos, todos adornados con máscaras y plumas de diferentes colores. Tirando unos papelitos, que poco a poco cubrían el suelo. Me llevé un buen susto cuando de repente se paró delante de mí uno de los más altos de todos. Parecía diferente a los demás. Llevaba una máscara con una nariz enorme y un sombrero rojo acabado con unas puntas.
     
- ¿Quién eres tú? No te había visto nunca por aquí? Quítate la máscara y enséñame la cara-
     
-Soy Kidi, ... no llevo máscara, mi cara es así .-
-Queeeeeeè, llevas la cara al descubierto!
Esto no puede ser! - Gritó desapareciendo de mi vista.
    
¿Por qué había reaccionado de esa manera? ¿Dónde había ido?
   
Pronto lo descubrí ...
-Ten, ponte ésta, te quedará bien, ya lo verás, - dijo dándome una máscara con orejas de gato y plumas azules.
    Después me cogió de la mano y me llevó a saltar y bailar por todos los lugares de ese mundo fantástico. Pasado un rato me dijo:
    -Perdona, no me he presentado, soy el Rey de los disfraces y el desenfreno, en este mundo no permitimos que entren "Penurias" ni "Tristón" y por un momento me he pensado que eras uno de ellos. Tenemos que estar muy atentos, una vez vinieron e hicieron que me pusiera muy enfermo .-
    
-... Y nos costó mucho echarlos! - Dijo uno que pasaba por allí con una máscara de mono.
- Es uno de mis mejores amigos, desde que me atacaron esos dos, me vigila muy de cerca. -
- Yo me llamo Kidi y viajo para aprender juegos nuevos. M
e podrías enseñar alguno? -
    Muy animado me llevó hasta el centro del poblado y encargó a una banda de música que empezara a tocar. En
fila empezamos a dar vueltas alrededor de unos asientos. Cuando los músicos dejaron de tocar todos nos sentamos en el primer lugar que encontramos, todos menos el "Rey" que quedó eliminado. Así fuimos jugando hasta que sólo quedábamos el de la máscara de mono y yo. Finalmente ganó él, yo caí de culo al suelo en mi intento de sentarme.
    - ¿Te has hecho daño? - dijo ayudándome a levantar.
    -No, no, estoy bien, de verdad! - Contesté riendo.
     
La fiesta continuó un buen rato. Después les pedí que me hicieran una fotografía para enviar a mis amigos robots y me despedí despegando hacia las nubes.
     En mi próxima aventura os explicaré como conseguí salvarme de vivir encarcelada para siempre.
Os espero!


2 comentaris:

  1. Hola Lourdes!! Te he encontrado! Escribes unos cuentos preciosos.
    Ya iremos coincidiendo! ijiiji.
    Muchos besitos y encantada de conocerte.
    Cris.

    ResponElimina
  2. Hola Cristina, me encantan tus dibujos y el cuento tambien es muy divertido, enseguida que vi los dibujos de la revista y tu blog no pude evitar hacerme seguidora tuya. Te estoy muy agradecida por tu comentario y gracias por seguirme.
    Besitos e igualmente encantada de conocerte!!:)

    ResponElimina